Fin al sueño americano en Rusia 2018, tras la eliminación de Brasil y Uruguay

Ni Neymar ni Luis Suárez pudieron llevar a sus equipos a la victoria

 

Agencias
Ciudad de México

Con la eliminación de Brasil y Uruguay, por Bélgica y Francia respectivamente, el sueño americano de lograr la Copa Fifa en Rusia 2018 se fue al basurero de la historia.
Ni Neymar ni Luis Suárez pudieron llevar a sus equipos a la victoria. Los esquemas defensivos de las nuevas potencias futbolísticas los anularon.
Brasil a casa
El pentacampeón, y último sobreviviente de Sudamérica en Rusia, Brasil sucumbió 2-1 el viernes ante Bélgica por los cuartos de final y por cuarta cita seguida quedó eliminado a manos de un seleccionado europeo.
Bélgica, que había perdido en sus tres últimos enfrentamientos ante sudamericanos, jugará las semifinales por primera vez desde 1986. Su próximo rival será Francia, que más temprano había derrotado 2-0 a Uruguay en Nizhny Novgorod.
Hasta este compromiso, Brasil fue considerado favorito más por su equilibrio y solidez defensiva que por la calidad del medio hacia delante con Neymar, Coutinho y Gabriel Jesús. Y el único gol que había recibido antes de este partido había sido el empate de Suiza 1-1 en el debut.
En un tiro de esquina lanzado por Eden Hazard, la pelota se desvió en el antebrazo de Fernandinho y se metió contra su propia valla a los 13 minutos en el estadio Arena de Kazán.
Sacudiéndose de una marca negativa ante seleccionados sudamericanos, los belgas ampliaron la cuenta a los 31 con un contragolpe que inició Rumelu Lukaku en su propio campo. El delantero del Manchester United eludió a dos brasileños y abrió para Kevin De Bruyne, quien selló la jugada con derechazo cruzado.
Con el peso de la desventaja por primera vez sobre sus espaldas, Brasil fue un equipo terrenal.
Neymar, la única estrella que seguía en carrera tras las partidas tempranas de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, fue presa fácil de una red de camisetas rojas.
Una sola vez Brasil tomó desprevenida a la defensa belga. Fue a 15 minutos del final cuando un centro Coutinho encontró sin marca al recién ingresado Renato Augusto, que anotó el descuento de cabeza.
El gol revitalizó a los dirigidos por Tite, que sin nada para perder fue por su presa. El propio Renato casi empató con un zurdazo apenas desviado.
En tiempo de adicional, Neymar coqueteó con el empate con un impresionante remate desde la puerta del área Courtois saco milagrosamente al tiro de esquina con la punta de sus dedos. Los brasileños se fueron a casa.
Francia semifinalistas
Por su parte, la selección de futbol de Francia se convirtió en semifinalista del Mundial tras vencer 2-0 a Uruguay gracias a un gol y una asistencia de Antoine Griezmann.
El campeón del Mundo en 1998 se puso en ventaja a los 40 minutos cuando Raphael Varane se adelantó a los defensores de la celeste para rematar con la cabeza un centro enviado por Griezmann al cobrar una falta desde el sector derecho.
Uruguay respondió tres minutos después con un colocado remate de Martín Cáceres, pero el portero Hugo Lloris salvó su meta con un vistoso lance para desviar el balón antes de que rebasara la línea de gol.
Previo al gol de Varane, Francia pudo anotar, pero Kylian Mbappé desaprovechó una clara oportunidad a los 15 minutos cuando mandó desviado su remate pese a quedar sin marca frente a la portería tras pase de Olivier Giroud.
El partido mostró una lucha cerrada en el mediocampo hasta los 61 minutos, cuando Griezmann disparó potente desde fuera del área y el balón se le escapó de las manos al portero Fernando Muslera, en un grave error que marcó el rumbo del partido.
Con la ventaja, Francia replegó sus líneas para jugar al contragolpe y dejó la iniciativa a Uruguay que no fue capaz de superar a Lloris.
La semifinal será entre Francia y Bélgica.