Un sismo económico


En caso de que Canadá y EU no logren un acuerdo para mantener el TLCAN entre tres países, México buscará un acuerdo bilateral con Canadá; López Obrador destacó buena relación con Trump e indicó que espera que el presidente Peña Nieto firme el nuevo TLCAN.
Sinfopress

Andrés Manuel López Obrador presidente electo de México, se pronunció a favor de que sea Enrique Peña Nieto quien suscriba el acuerdo generado con los Estados Unidos de América, producto de las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio con Norteamérica (TLCAN)
Sin embargo, en caso de que esto no suceda, México cumpliría lo prometido con el gobierno de Donald Trump, anunció al tiempo de que admitió que su gobierno buscaría un acuerdo parecido con Canadá en materia comercial.
De gira por San Luis Río Colorado, Sonora, López Obrador señaló que "lo ideal" sería que el TLCAN pudiera mantenerse entre Canadá, Estados Unidos y nuestro país.
En el caso de que no se entiendan los gobiernos de Estados Unidos y Canadá, entonces ya en su momento vamos a decidir, nosotros no podemos romper relaciones con Estados Unidos y con Canadá, si ya se avanzó en un acuerdo de carácter bilateral con Estados Unidos, tendríamos que mantener ese acuerdo y buscar un acuerdo parecido, similar con Canadá para poner-nos de acuerdo sobre este tema", comentó.
“Quiero aprovechar para decirles que el presidente Donald Trump nos ha tratado de manera respetuosa y eso lo tengo que manifestar, he hablado con él por teléfono, se habló de libre comercio, del tema migratorio y ya se están logrando algunos acuerdos con respeto a nuestra independencia y a nuestra soberanía, cuidando que no se humille a nuestro pueblo, no somos más que nadie, pero tampoco somos menos que nadie”, dijo López Obrador.
El próximo presidente mexicano aseguró que hasta ahora ha sido muy buena la relación con el gobierno de Estados Unidos y desea de todo corazón que así se mantengan las relaciones.
“Mi gobierno sólo firmará un nuevo acuerdo que beneficie a los canadienses”, declaró Chrystia Freeland, ministra canadiense de Asuntos Exteriores, en referencia a la renegociación que se efectúan en el nuevo marco comercial que remplazará al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).
Mediante un Tuit Donald Trump dijo que “No hay una necesidad política de mantener a Canadá en el nuevo acuerdo del TLCAN. Si no hacemos un trato justo para Estados Unidos después de décadas de abuso, Canadá estará fuera”, escribió.
Funcionarios canadienses cercanos a la negociación señalaron que no responderían a dichos mensajes ya que la renegociación no se lleva a cabo en tuits. “Ahí no negociaremos. Queremos modernizar el TLCAN, que sea bueno para los canadienses. Sólo firmaremos un buen acuerdo y no negociaremos en público”, dijo Cameron Ahmad, vocero de la oficina de Trudeau.
AL CALCE

Dos temas no habrían permitido el apretón de manos entre funcionarios de ambos gobiernos: la apertura del mercado canadiense a productos lácteos y el mecanismo de resolución de controversias.
La oposición sigue acusando al gobierno de Trudeau de haber permitido que México y EU dejaran fuera a Canadá de su entendimiento comercial.
“Los mexicanos simplemente nos superaron”, dijo Lisa Raitt, vicepresidenta del Partido Conservador, quien agregó que la delegación mexicana sabía que tenía que llegar a un acuerdo por la importancia del tratado.
La iniciativa privada de EU involucrada en las negociaciones, le recordó a Trump que cualquier acuerdo que no integre a las tres partes no ganaría la aprobación del Congreso.
“Cualquier otra cosa que no sea un acuerdo trilateral no ganará la aprobación del Congreso y perderá el apoyo de los negocios” sentenció Thomas J. Donohue, presidente de la US Chamber of Commerce.