Toda la vida endeudado

Durante el 2019, el presidente Andrés Manuel López Obrador tendrá que enfrentar diversos eventos, tanto nacionales como internacionales, que pondrán a prueba el primer año de su administración.
Sinfopress


Si bien el recién aprobado Paquete Económico dio certeza a los inversionistas y tranquilizó a los mercados en materia eco-nómica después de la volatilidad generada tras la de-cisión de cancelar la construcción del Nuevo Aero-puerto Internacional, este año será de aprendizaje para el actual gobierno.
Con el tema del aeropuerto el anuncio se hace a las 10 de la mañana con los mercados abiertos, sin el secretario de Hacienda y Crédito Público. Al final se resolvió, pero se comunicó mal, se tuvo que hacer de manera diferente.
Ante la amenaza de que en los siguientes dos años se podría vivir una desaceleración económica a nivel global se tendrá que hacer un uso más responsable de las finanzas públicas.
Los primeros síntomas de desaceleración vendrán de Estados Unidos, es decir, cuando se registren cuatro o cinco meses de un aumento en la tasa de desempleo o su curva de tasas se invierta. Actualmente está en 15 puntos base.
Ante la amenaza de que en los siguientes dos años se podría vivir una desaceleración económica a nivel global se tendrá que hacer un uso más responsable de las finanzas públicas.
Los primeros síntomas de desaceleración vendrán de Estados Unidos, es decir, cuando se registren cuatro o cinco meses de un aumento en la tasa de desempleo o su curva de tasas se invierta. Actualmente está en 15 puntos base.
Otro de los temas que los inversionistas seguirán de cerca es el manejo responsable de la deuda externa, pues, aunque se encuentra en su nivel límite, lo ideal es reducirla.
Estabilizar el endeudamiento, si bien está bien bajo la perspectiva actual, no es del todo correcto.
El gobierno actual ha hablado mucho del desarrollo estabilizador y que se busca ir hacia ese modelo, la realidad es que no se puede usar la misma receta, pues los tiempos y las circunstancias han cambiado.
Un 90 por ciento de la estabilidad macroeconómica observada en esa época fue temas internacionales mientras que el otro 10 por ciento fue el buen manejo de las finanzas públicas internas.
Debe señalarse que las encuestas sobre perspectiva económica revelan que hay muchas esperanzas puestas en el gobierno actual.
AL CALCE
El gobierno federal, a través de la Secretaría de Hacienda, realizó una “exitosa” colocación de deuda capital por dos mil millones de dólares, la primera en la era de López Obrador, el 16 de enero pasado.
La colocación del bono de referencia a 10 años, con vencimiento a abril de 2029, presentó una demanda de ocho mil millones de dólares, cuatro veces más de lo ofertado.
El nuevo papel de deuda que colocó ofrece una tasa de rendimiento de 4.577 por ciento y una tasa cupón de 4.5 por ciento.
Esta transacción permite al gobierno federal mantenerse dentro de los límites de endeudamiento externo neto establecidos en el Paquete Económico 2019.
En los siguientes meses el tipo de cambio se mantendrá volátil y respondiendo a riesgos globales externos, como las guerras comerciales y también al resultado de las discusiones en el Congreso del Estados Unidos res-pecto al Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá.