La protesta vuelta ira


Unas dos mil mujeres, convocadas por organizaciones feministas, protestaron el 16 de agosto en Ciudad de México contra la violencia machista después de que una adolescente denunciara a cuatro policías por violación. La manifestación terminó con violentos actos vandálicos que causaron múltiples destrozos en una estación de transporte público, en una comisaría de policía y en mobiliario urbano de la capital.
Sinfopress

En la capital mexicana, una manifestación de mujeres contra la violencia de género, detonada por presuntos casos de violación en que los acusados son policías, terminó en destrozos en estaciones del transporte público y una estación de policía, además de pintas en monumentos y otros edificios de Gobierno.
Varios capitalinos se preguntan por qué escaló así la violencia durante las protestas, mientras que la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum señaló que no abrirá investigaciones contra las manifestantes pero sí contra quienes resulten responsables de agresiones contra periodistas.
La manifestación del 16 de agosto fue tendencia en redes sociales gracias al vandalismo que se presentó en varios monumentos históricos y puntos de la ciudad, los cuales fueron pintados o destruidos. Sin embargo -al igual que los hombres que aplican el “no todos somos iguales”-, no todas las feministas incurrieron en esos hechos, y hubieron quienes sólo se dedicaron a esparcir diamantina color rosa y gritaron fuerte para que las autoridades escucharan sus peticiones.
Bajo el lema "#NoMeCuidanMeViolan", las manifestantes exigieron a las autoridades capitalinas mayor seguridad, luego de que una joven de 17 años, cuya identidad se mantiene en reserva, acusó a los oficiales de haber abusado de ella el 3 de agosto tras salir de una fiesta en el sector de Azcapotzalco, en el norte de la capital. "Todas las ciudadanas vivimos en constante peligro, las autoridades nos causan el mismo temor que la delincuencia organizada y estamos aterradas de vivir en este país", incluye-ron en un manifiesto una de las agrupaciones asistentes.
Los momentos de máxima tensión llegaron después de que las manifestantes decidieron salir de la plaza peatonal y marchar alrededor gritando consignas como "abajo el patriarcado que va a caer, arriba el feminismo que va a vencer". Las mujeres arremetieron contra los cristales de la estación de transporte público, rompiendo también las máquinas expendedoras de billetes de metro y los carteles publicitarios, al tiempo que varios de los contingentes presentes también prendieron algunas hogueras donde echaron los restos de los destrozos.
En esos momentos se dieron algunos enfrentamientos con periodistas que se encontraban grabando la escena y cuya presencia no agradó a las manifestantes que intentaron echarlos del lugar.
El periodista Juan Manuel Jiménez cayó en el suelo mientras retransmitía en vivo para un canal de televisión tras ser golpeado en la cara por parte de un hombre que posteriormente fue expulsado por las manifestantes.
Posteriormente, una parte de la concentración se dirigió a una estación de policía, donde lanzaron objetos incandescentes, generando enfrentamientos verbales con los agentes, y prohibieron el paso de los bomberos que llegaron para sofocar las llamas. Una mujer informó a través de un megáfono al resto de manifestantes que cuatro protestantes fueron detenidas en esa estación de policía y exigió su liberación.
Luego de perseguir con palos y diversos objetos a camarógrafos y reporteros de televisoras que grababan los hechos, las manifestantes decidieron dar por terminada la jornada que inició a las 18:00 horas con una concentración denominada “No me cuidan, me violan” en la Glorieta de los Insurgentes.
Fue alrededor de las 22:40 horas de este viernes, que los grupos de feministas decidieron concluir la manifestación en la calle Florencia de la colonia Juárez, en la Ciudad de México.
El 12 de agosto, otra marcha de protesta terminó en la sede de la fiscalía capitalina, don-de las manifestantes rompieron un vidrio, realizaron pintadas y arrojaron purpurina rosa sobre Jesús Orta, titular de la Secretaría de Seguridad Pública, cuando este salió a dialogar con las manifestantes.
Más tarde, la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, aseguró que esa protesta "no fue una manifestación, sino una provocación", lo que provocó agitación en redes sociales que caldeó el ambiente para la marcha llevada a cabo hoy.
Sheinbaum volvió a calificar la protesta de este viernes de "provocación" e informó que se inició una investigación sobre "las agresiones directas a periodistas, personas y las graves afectaciones a edificios públicos". "El Gobierno de la Ciudad de México no caerá en la provocación de utilizar la fuerza pública en medio de la manifestación, pues es lo que están buscando", expreso Sheinbaum a través de un comunicado.
En Twitter se difundió el hashtag “#EllasNoMeRepresentan” con el que mujeres rechaza-ron los actos de vandalismo como respuesta a la violen-cia de género. Las mujeres muestran su desacuerdo con las agresiones a varios hombres y las consideraron ac-tos de “incitación al odio”.
AL CALCE…
- Durante los primeros seis meses de 2019, en México se registraron denuncias por 448 feminicidios, 1.364 homicidios dolosos contra mujeres, 206 secuestros, y más de 30.000 lesiones dolosas contra mujeres.
- Hace unos meses se dio a conocer que de enero a abril de este año mil 199 mujeres murieron a causa de la violencia de género, esto de acuerdo con cifras que reveló el Secretariado Ejecutivo. Es decir, en Mé-xico una mujer es asesinada cada dos horas y media por el único hecho de ser mujer, y eso sólo contando los casos de los que las autoridades tienen carpeta de investigación (o noción)
- Casi tres mujeres son asesinadas al día, además de que por lo menos 49 sufren abuso sexual, quedando estos datos no solo en números, sino en una situación de alerta por la cantidad de personas afectadas.
- En junio de este año, fueron asesinadas 79 mujeres, según el reporte del Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), categorizando a los homicidios bajo razones de odio.
- Durante los primeros seis meses del año, el total de muertes alcanzó el registro de 470 mujeres (10 por día), de las cuales 111 fueron asesinadas con arma de fuego, 99 con arma blanca, es decir objetos punzo cortantes, 239 con otro tipo de artefacto y de 22 se desconoce el objeto utilizado.
- De entre los casos denunciados, se encuentran los delitos sexuales, donde las cifras suman 1,530 casos de abuso en tan solo un mes, dando una estadística en promedio de 51 mujeres agredidas sexualmente por día, dejando un margen de cifra negra en el que se desconoce a las víctimas y sin añadir a todas aquellas que guardan y/o guardaron silencio por miedo a represalias.
- Desglosando las cifras para los delitos sexuales de enero a junio, las violaciones sin penetración alcanzan a 2,100 casos en tan solo 30 días y un promedio diario de 70 carpetas de investigación.
- En casos de violación simple y equiparada, la cifra se manifiesta en 8,464 carpetas a las que se suman 13,669 por abuso y acoso sexual, 17 por incesto y 745 por hostigamiento sexual.
- Para otros delitos que atentan contra la libertad y sexualidad de mujeres, las carpetas de investigación son 2,382, englobando en un total de feminicidios y delitos a 25,277 carpetas de investigación en seis meses.