Estaba en letra chiquita


Elba Esther Gordillo Morales trazó su ruta de regreso a la dirigencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) al reanudar Congreso Nacional del 2013.
Sinfopress


De acuerdo con versiones que provienen de la organización gremial del magisterio, la ex lideresa del SNTE ya hace los amarres con su equipo cercano para retornar a la dirección del sindicato. El momento clave para el regreso de Gordillo Morales a la presidencia del SNTE se ubica en la reanudación del Congreso Nacional del magisterio de 2013, cuando ella estaba aún al frente, antes del mes de noviembre próximo.
Solo se espera el fallo del Tribunal Superior de Justicia Administrativa. De lograr el aval, Gordillo Morales será la presidenta legal y constituida, para convocar a un Congreso y así nombrar a un sustituto: el maestro Moisés Jiménez, uno de los operado-res de las redes progresistas de Andrés
Manuel López Obrador, presidente electo.
Al restituirse el de 2013, la presidencia regresaría a ella y Juan Díaz de la Torre, quien la sustituyó, sería secretario general, cargo que ocupaba antes de que la ex lideresa fuera detenida en Toluca en 2013
El procedimiento sería que en el sindicato voten los consejeros a favor de la propuesta de la maestra, en la figura de Moisés Jiménez, uno de sus más cercanos y a quien ven con capacidad para ello.
El consejo tendría autoridad para devolverle los derechos adquiridos. Para la votación del Congreso, se han alineado los secretarios generales de los estados y lo que se busca es unanimidad: Debe haber unidad total”, detallaron algunos de sus seguidores al interior del SNTE.
“La advertencia es a López Obrador que no le entregue el Sindicato al grupo político de Elba Esther, no sólo es traición, es corrupción casas en San Diego, Miami” y las consecuencias las podrían vivir millones de educandos y de profesores de este país”, aseveró el Ángel Ávila, secretario general del PRD,.
La vuelta de Gordillo Morales al Sindicato confirmará las semejanzas entre López Obrador y el ex presidente Carlos Salinas. “Salinas creó Sedesol e inauguró la era de los súperdelegados en los estados y distritos electorales, hoy López Obrador hace lo mismo. Salinas puso a Elba Esther Gordillo al frente del SNTE, López Obrador hará exactamente lo mismo” agregó Ávila
Andrés Manuel López Obrador, presidente electo, solo pidió que no haya imposición en la elección de líderes sindicales, además aclaró que en su gobierno no habrá protegidos.
"Nada de imposición, nada de cacicazgos. Son los ciudadanos los que eligen libremente a sus representantes, esas son las nuevas reglas, no hay protegidos del gobierno. Tiene que haber democracia sindical, y que ya deben ser los trabajadores los que elijan a sus representantes".
"Los sindicatos no deben de estar apoyados por el gobierno, los líderes sindicales no de-ben de representar al gobierno, deben de representar a los trabajadores", dijo.
AL CALCE
Apenas el 7 de agosto, la maestra fue exonerada de los cargos que le imputó la Pro-curaduría General de la República (PGR).
Para ello esperan:
El Congreso de febrero pasado convocado por Juan Díaz, donde nombró consejo no es válido y debe reanudarse el de 2013 es uno de los argumentos
Las gestiones tienen en Juan Díaz un interlocutor muy complejo” y aunque camina el consenso para reinstalar a Elba Esther en el máximo cargo del SNTE, los intereses del mismo grupo de Díaz de la Torre lo están presionando muchísimo para no dejar el poder.
Aunque la intención del grupo elbista es que Juan Díaz retorne a la secretaría general del SNTE, otro escenario es que se vaya ante el propio rechazo de la base magisterial.
En la década de los 80, el entonces presi-dente Carlos Salinas de Gortari encumbró a la maestra Elba Esther Gordillo al frente del magisterio nacional.
El ala magisterial cercana a la maestra apoyó a López Obrador, hoy presidente electo en la campaña electoral que culminó el 1 de julio con la victoria del tabasqueño en las urnas.