El suplicio de decidir


El equipo de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dio a conocer la única pregunta con la que se realizará la consulta sobre el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM)
Sinfopress


El Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) es uno de los temas más polémicos que hereda el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Y para resolverlo el presidente electo convocó a una consulta nacional y decidir entre dos opciones.
La primera, mantener el actual proyecto que se realiza desde 2015 en el lecho de lo que fue el lago de Texcoco.
O suspenderlo y construir en su lugar dos pistas adicionales en la Base Aérea Militar de Santa Lucía, a 40 kilómetros al norte de Ciudad de México.
El proceso para tomar una decisión se realizará en dos partes: se publicaron en internet los estudios técnicos de cada proyecto.
La idea, señala el presidente electo, es que con esa información se realicen debates públicos y en medios para analizar el tema. “Queremos que se hable mucho de esto”, señala.
Cancelar la obra fue una de las ofertas principales en la campaña de López Obrador, aunque tras ganar las elecciones matizó su propuesta.
El presidente electo ofreció, por ejemplo, que se podría mantener pero concesionada a quienes la realizan o a otros grupos empresariales.
Al final dijo que el destino de la terminal se decidiría en la consulta que ahora inicia.
En su campaña, por cierto, siempre mantuvo la idea de construir dos pistas adicionales en la base aérea militar de Santa Lucía en lugar de un nuevo aeropuerto.
El 15 de octubre, Jesús Ramírez, próximo coordinador de Comunicación Social, presentó la pregunta que estará en la boleta sobre la consulta pública del Nuevo Aeropuerto Inter nacional de la Ciudad de México (NAICM).
Dada la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, ¿cuál opción piensa usted que sea mejor para el país?
La boleta únicamente tendrá dos respuestas:
- Reacondicionar el actual aeropuerto de la Ciudad de México y el de Toluca y construir dos pistas en la bases aérea de Santa Lucía.
- Continuar con la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco y dejar de usar el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.
Los ciudadanos sólo podrán votar a través de la credencial del Instituto Nacional Electoral (INE) y para evitar que lo hagan dos veces, los voluntarios de las mesas de votación contarán con una aplicación para registrar el número de elector.
La consulta se llevará a cabo del 25 al 28 de octubre en 538 municipios que abarcarán las 32 entidades de la república y sus capitales, se instalarán al menos mil 73 mesas de votación en plazas públicas que abarcarán el 82 por ciento de los electores.
Enrique Calderón Alzati, presidente de la Fundación Arturo Rosenblueth, y quien está a cargo de la consulta nacional, indicó que después de dos horas o dos horas y media después de haber cerrado las mesas el domingo 28 de octubre, se tendrán los resultados.
AL CALCE
El nuevo aeropuerto de México es la obra pública más grande en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.
Desde su anuncio, a mediados de 2014 –las obras iniciaron meses después– el proyecto desató controversia.
Los estudios técnicos advierten de riesgos en el eventual inicio de operaciones, pues es necesario desactivar la actual terminal aérea al mismo tiempo que se inaugura la nueva.
Otra desventaja es que el funcionamiento del NAIM obligaría a clausurar no sólo la terminal Benito Juárez, sino también la base militar de Santa Lucía.
Otros cuestionaron la zona donde se construye, el lecho de lo que fue el lago de Texcoco, un terreno con problemas de hundimientos e inundaciones.
También se denunciaron irregularidades en la asignación de algunos contratos, además que las comunidades estaban inconformes.