Debate sin valor


En el marco del proceso interno ordinario de elección de la dirigencia nacional para el periodo estatutario 2019-2023, los tres aspirantes a la presidencia del Partido Revolucionario Institucional, Alejandro Moreno, Ivonne Ortega y Lorena Piñón, pusieron sobre la mesa sus propuestas en la sede nacional del partido.
Sinfopress

En un debate flojo, de reproches ocasionales y con algunas acusaciones que ya se han hecho de manipular la elección y de estar alejados de la militancia, las dos candidatas y el candidato coincidieron en fortalecer al priismo para acceder de nuevo a la presidencia.
Los candidatos a la presidencia nacional del PRI, Ivonne Ortega, Lorena Piñón y Alejandro Moreno, coincidieron en limpiar de la corrupción al partido, regresar a la militancia las decisiones y dejar de ser un priismo de cúpulas.
Al final del encuentro realizado en el auditorio Plutarco Elías Calles de la sede nacional priista, cada uno de los aspirantes señaló la necesidad de recuperar al PRI desde las bases y limpiarlo de la corrupción.
Los momentos de mayor discusión ocurrieron cuando Ivonne Ortega acusó a Alejandro Murat, gobernador de Oaxaca, de imponer a representantes de casilla para favorecer a Alejandro Moreno a quien acusó de ser el candidato de la cúpula y cuando éste último dijo que la exgobernadora de Yucatán decidió irse a Londres para no apoyar al candidato presidencial José Antonio Meade en la contienda del año pasado.
Durante hora y media los tres aspirantes expusieron sus propuestas, pero Ivonne Ortega y Alejandro Moreno por momentos se lanzaron algunas acusaciones de mentir, de pertenecer a la cúpula y de abandonar al partido.
Al presentar su propuesta de dirigir al priismo en los próximos cuatro años, Alejandro Moreno dijo que quiere llevar al PRI a ganar las elecciones, combatir la corrupción y que los futuros candidatos sean decididos por la militancia.
Ivonne Ortega se manifestó también por un partido de militantes, abierto a la competencia y a las candidaturas de unidad.
Se dirigió a la militancia rechazando el acarreo y las decisiones de cúpula. “Queramos un partido sin candados y de militantes”, manifestó.
Ortega acusó que el PRI sigue con el problema del compadrazgo y el amiguísimo en las posiciones de dirigencia. Esto, dijo, ha impedido la competencia interna y la corrupción.
“¿Queremos que un pequeño grupo que siga controlando el PRI o un partido abierto a la militancia?”, cuestionó.
Por su parte Lorena Piñón, en su mensaje inicial se definió como parte de los miles de migrantes que han ido a Estados Unidos en busca de un sueño, militante desde hace 17 años y en contra de las decisiones cupulares.
“Soy la auténtica candidata de las bases: O seguimos con la cúpula y lo mismo de siempre o realizamos un cambio de fondo en el PRI”, planteó.
En su réplica Lorena Piñón acuso a Ivonne Ortega precisamente de haber impuesto a candidatos y hasta familiares en puestos del partido. Al hablar de la situación del partido destacó como error que se haya dejado en manos de un grupúsculo que actuó de manera corrupto. “Necesitamos fumigar al partido”, aseveró.
AL CALCE…
- En denuncias presentadas los 26 de abril y el 3 de mayo de 2019, se expresó que Lorena Piñón intentó ser candidata del PAN a diputada local en Veracruz, en el proceso electoral 2015-2016, por lo que recibió una notificación avisándole que no solo, que no avalaban su candidatura, sino que estaba expulsada del partido.
- De acuerdo con la comisión que preside Fernando Elías Calles, Piñón violó el artículo 65 de los estatutos del partido, que señalan como causa de pérdida de la militancia el que se "acepte ser postulado como candidato por otro partido, salvo en el caso de las coaliciones o alianzas previstas".
- El 10 de julio, La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revocó la expulsión del PRI de Lorena Piñón Rivera, quien además buscaba la dirigencia del partido.
- Debemos ser más revolucionarios y menos institucionales, porque por eso el partido está como está, porque la cúpula o nomenklatura dice algo y todo mundo (lo acata)... porque así somos los priistas muy institucionales, pero no podemos permitir más eso, para mí la única candidata de la nomenklatura se llama Ivonne Ortega”, dijo Lorena Piñón.
- "El PRI se ha convertido en un partido comparsa de las decisiones más arbitrarias que está tomando este gobierno y por supuesto se podría esperar que de llegar Alejandro Moreno a la dirigencia nacional del PRI, estaría ante un PRI que estaría hincado, simplemente aplaudiendo, alabando y elogiando lo que haga un partido, Morena, y un presidente, Andrés Manuel López Obrador", afirmó Beatriz Pagés, hoy fuera de las filas del PRI.