Crisis y gasolinazo


Sinfopress
La estrategia del Gobierno federal para combatir el robo del combustible provocó el desabasto de gasolina en, por lo menos nueve estados del país, el cierre de estaciones y compras de pánico. De continuar esta tendencia, diversas actividades que van desde el abastecimiento alimentario, la seguridad pública y servicios medico asistenciales podrían ver-se fuertemente afectados
El gobierno de Andrés Manuel López Obrador enfrenta la primera crisis general de su administración debido al plan contra el robo de combustibles, conocido como huachicoleo.
El presidente sostuvo que esta estrategia para combatir el robo de hidrocarburos en Pemex –que generó pérdidas de 60 mil millones de pesos en 2018– fue planeada y ya tuvo sus primeros resultados favorables.
La situación ha generado algunas afectaciones en Querétaro, Jalisco, Aguascalientes, Du-rango, Coahuila, Tamaulipas, Nayarit, Hidalgo y el Estado de México, entidades donde el retraso de Petróleos Mexicanos (Pemex) alcanzó a las estaciones de servicio desde el 31 de diciembre.
Aunque algunos representantes de la iniciativa privada han manifestado su apoyo a las medidas que emprendió el Gobierno federal a finales de diciembre, también advierten que, de mantenerse las fallas en el abastecimiento, el panorama para la industria nacional no es muy alentador.
Gasolineros de la Onexpo Nacional manifestaron su apoyo al gobierno ante el plan para combatir el robo de combustibles a los ductos y vehículos de Petróleos Mexicanos (Pemex).
La organización de gasolineros más grande del país, consideró que “para eficientar la distribución y el reparto mediante autotanques (aun cuando se estima que esta forma de transporte es hasta 14 veces el precio del transporte por ducto) pueden implantarse acciones adicionales de suministro con las diversas asociaciones de transportistas”.
El desbasto de gasolina se transformó en conflicto político. Mientras Morena respalda la estrategia del gobierno federal, PRI, PAN y PRD cuestionan la escasez de gasolina; la oposición demanda plantear mejor las acciones para que se restablezca la venta en las gasolineras afectadas por la falta de combustibles
Enrique Alfaro Ramírez, gobernador de Jalisco por Movimiento Ciudadano, acusó al Ejecutivo federal de manejar con hermetismo la información sobre la escasez de gasolina y confió en que la distribución ten-dría que normalizarse en dos o tres días.
Marko Cortés, dirigente nacional del PAN, consideró que las largas filas que se ven en las estaciones de servicio son una imagen muy similar a la situación de Venezuela. Además, sostuvo que el plan del actual gobierno para combatir el robo de combustible es fallido e ineficaz.
Los diputados federales del PRI exigieron a Pemex que dé a conocer en cuánto aumentará el precio de la gasolina y el diésel por transportarlos en pipas.
"Es una pésima manera de empezar el año para gran parte del país, que enfrenta dos males: por un lado, el desabasto de gasolina o diésel; y por otro, la limitante de 10 litros por usuario en algunas estaciones donde sí hay combustible", mencionó el grupo parlamenta-rio en un comunicado.
"Los mexicanos no solo están pagando cara la gasolina, ahora además, ven afectadas sus actividades productivas y cotidianas debido al desabasto de combustibles; las largas filas en estaciones de servicio provocan imágenes similares a lo que ocurre en Venezuela", aseguró.
Ricardo Gallardo Cardona, líder de los diputados del PRD, dijo estar de acuerdo en combatir el robo de hidrocarburos, pero cuestionó la estrategia, tanto de ejecución como de comunicación, que ha generado des-abasto y pánico entre los consumidores.
“No se está comunicando realmente a la ciudadanía lo que está sucediendo, se habla de que existe combustible suficiente, pero nosotros vemos todo lo contrario, vemos un des-abasto que se está complicando”, dijo.
“Esta crisis fue generada por el gobierno que ha sido incapaz de solucionar un problema sin crear otro, la legalidad no puede derivar en ineficiencia, es necesario castigar a los delincuentes sin castigar a nuestras familias mexicanas. Nunca, en décadas, la sociedad había enfrentado una crisis como esta y que ya llego a la capital del país” indicaron diputados y senadores panistas.
Los integrantes de la Comisión Permanente en San Lázaro acordaron citar a Carlos Urzúa, secretario de Hacienda y Crédito Público, Rocío Nahle, titular de la Secretaría de Energía y Octavio Romero, Director de Pemex; deberán acudir el lunes 14 de enero, a la Cámara de Diputados para explicar el desabasto de combustibles en el centro del país.
Integrantes de grupos parlamentarios de oposición califica-ron la estrategia de la administración federal como un acto de ineptitud, que está provocando estragos severos en los habitantes del centro del país.
Al calce
En tanto, en el último reporte de desviación volumétrica de combustibles por robo, Pemex informó que se ha reducido a 7 mil 100 barriles por día el hurto de gasolinas, diesel y turbosina en el país, partiendo de 43 mil barriles diarios de extracción ilegal reportados antes del arranque de los operativos del gobierno federal.
El 5 de enero, este ilícito representó todavía pérdidas por 22 millones de pesos únicamente por robo de gasolina regular de la marca Magna de Pemex, que fue la única que se extrajo en este reporte. El robo fue de producto terminado por un volumen equivalente a 1.1 millones de litros, a un precio promedio nacional de 19.70 pesos por litro.
En comparación con lo que se reportó de desviación por robo de combustibles un mes antes, este volumen se redujo en 90% gracias a los operativos con los que se encuentran bajo vigilancia de distintas autoridades como el ejército y la marina por lo menos 40 instalaciones de Pemex y la red de monitoreo de ductos.
De acuerdo con la Fiscalía General de la República, en los últimos 15 días se han asegurado 261 mil litros de hidrocarburo ilegal en cinco estados y se han localizado 34 tomas clandestinas.
En Jalisco, detalló en un comunicado, fueron asegurados 119 mil 500 litros; en Tamaulipas, 63 mil780 litros; en Estado de México, 50 mil 317 litros; mientras que en Querétaro y en Puebla, 27 mil 620 litros en cada una.
"Lo anterior, como resultado de diferentes operativos efectuados por elementos de la Policía Federal Ministerial, Seguridad Física de Petróleos Mexicanos, la Policía Federal, la Secretaría de la Defensa Nacional y corporaciones estatales de seguridad", señaló.