Cacheteadita trimestral

A pesar de las cifras negativas en materia económica durante los primeros 3 meses del año, el Gobierno Federal se mostró optimista y rechazó de manera tajante que se vaya a registrar una recesión económica.
Sinfopress

Alfonso Romo jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, aseguró que tanto inversionistas como el sector privado han mostrado su respaldo al gobierno, a pesar de que el resultado negativo que se registró en el primer trimestre fue “una cachetadita”.
El funcionario afirmó que el gobierno de López Obrador está recibiendo un fuerte apoyo por parte de la iniciativa privada y los inversionistas están en espera de invertir en una de las economías más importantes, sin embargo reconoció que no se tienen “una lámpara de Aladino” para resolver problemas como el de inseguridad.
También descartó la posibilidad de que exista una recesión económica en el país, como lo insinuó Julio Santaella, presidente del Inegi, y aseguró que el primer trimestre solo fue “una cachetadita” para el gobierno.
En el primer trimestre se tuvo un “problema serio” en las fronteras relacionado con el transporte de mercancías; sin embargo, se dijo optimista, dado que siente que el sector privado está apoyando fuerte. Reiteró que la previsión de crecimiento económico para este año está entre 1.6 y 1.7 por ciento.
“No veo una recesión por nada. En todos los cambios de gobierno los inversionistas se esperan”, dijo, al tiempo que agregó que no se percibe desconfianza del sector privado. Por último el funcionario federal desmintió que haya presentado su renuncia al jefe del ejecutivo como se aseguró en algunas columnas políticas.
Sostuvo que se alcanzará el crecimiento sexenal promedio de 4.0% previsto en el PND. “Estoy convencido de que si todo sigue trabajando como vamos, no tengo duda que la tendencia va a ir cada vez más para arriba”.
Luego de que se reportó durante el primer trimestre una contracción de 0.2 por ciento respecto al trimestre anterior, Julio Santaella, presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), dijo que busca crear un grupo técnico de expertos que puedan brindar un diagnóstico con respecto a la economía mexicana.
El Inegi no es apto para definir si hay una recesión económica ya que "son los analistas los que deciden eso, de todas formas, el instituto está dándole vueltas a la idea de crear un grupo técnico de expertos ajenos al Inegi que pueda realizar este tipo de determinaciones sobre la evolución de la actividad económica del país" agregó.
Actualmente, la ´regla de dedo´ que se sigue en to-dos los países es que dos trimestres consecutivos de contracción económica son signos de que se están en recesión", mencionó.
Las caídas consecutivas que han mostrado indicado-res del sector industrial en los últimos dos trimestres están señalando una des-aceleración en el ciclo económico.
Además, si estas caídas se presentan en más sectores, como sucedió entre enero y marzo en las actividades de comercio y servicios, “efectivamente señalan el riesgo de una posible contracción
En Estados Unidos existe el National Bureau of Economic Research (NBER), que identifica y determina los puntos de las fases del ciclo económico y es el único órgano legalmente reconocido para identificar el inicio y fin de un ciclo de recesión. Contar con este órgano favorece la generación de políticas públicas que puedan incentivar la economía.
Desde el 3 de mayo, tras conocerse el Sistema de Indicadores Cíclicos de la economía de febrero, en su cuenta oficial de Twitter, Julio Santaella aseveró que el enfoque de crecimiento para el ciclo económico del SIC sólo muestra si el crecimiento está por arriba o debajo de la tendencia de largo plazo. Y no revela el nivel de la actividad económica.
AL CALCE…
-El Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) y la Inversión Fija Bruta han sorprendido al mercado en el inicio de este año.
-El IGAE, una especie de PIB mensual registró 0.2 por ciento a tasa mensual durante enero, tras una caída de 0.4 por ciento en diciembre.
-Los niveles de inversión del país mostraron una recuperación ‘inesperada’ durante enero. A tasa mensual crecieron 8 por ciento, lo que representó su mejor inicio de año desde que el Inegi tiene registros disponibles.
-Los niveles de inversión del país mostraron una recuperación ‘inesperada’ durante enero. A tasa mensual crecieron 8 por ciento, lo que representó su mejor inicio de año desde que el Inegi tiene registros disponibles.
-De acuerdo con los analistas, los otros dos indicadores que podrían dar ‘la sorpresa’, con un mejor desempeño son la actividad industrial y la balanza comercial.
-El firme consumo en Estados Unidos podría beneficiar a la actividad industrial y a las exportaciones mexicanas en el primer semestre, por lo que la actividad manufacturera podría mantener su dinamismo.
-La incertidumbre sobre la aprobación del T-MEC podría frenar el avance de la inversión, sin embargo, el Plan Nacional de Desarrollo que presente el presidente López Obrador podría dar una mejor perspectiva al sector
-México se ubicó en el último puesto entre los países más atractivos para la llegada de inversión extranjera directa, al pasar del sitio 17 al 25 en la edición 2019 del listado que cada año elabora la consultora estadunidense A.T. Kearney.
-El descenso de México en el ranking es el más fuerte desde 2012, cuando ni siquiera apareció en la lista de 25 debido a los efectos secundarios de la recesión económica mundial de 2009.
-La caída de México es producto de los cuestionamientos del nuevo gobierno alrededor de la reforma energética, las reducciones en el pronóstico de crecimiento económico y las inconformidades de grupos sindicales.
-También influyeron elementos como la reducción del ritmo de crecimiento de la in-versión fija bruta, la productividad laboral, la reducción en la evaluación sobre la perspectiva de la deuda soberana del país, particularmente al buscar el estado una mayor participación en Pemex, y la falta de un programa para impulsar capacidades tecnológicas y de innovación.