Agitaciones mortales


La cancelación del NAIM puso a temblar al peso y a los mercados financieros, pero los ciudadanos de a pie también están expuestos a que sus finanzas se vean afectadas por el nerviosismo que se experimenta en este momento
Sinfopress

La cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) no sólo afectará los intereses de la cúpula empresarial. La realidad es que también existe un riesgo de que las finanzas de los mexicanos se vean comprometidas.
Existen al menos cuatro factores de riesgo que podrían generar un descalabro al bolsillo del ciudadano de a pie en el corto plazo:
Dólar caro
Incremento de la inflación
Alza en tasas de interés
Minusvalías en las Afores
Desde el 28 de diciembre, el peso ha sufrido altibajos derivado del nerviosismo en los mercados financieros por la confirmación de la cancelación del proyecto de infraestructura y otros factores externos. Esta situación provocó que la moneda mexicana borrara las ganancias acumuladas en lo que va de este año.
Un dólar más caro provoca una afectación al poder adquisitivo de la población, es decir que el valor de su dinero se reduce y por lo tanto les alcanza para comprar me-nos.
Se vienen tiempos difíciles, por lo tanto es necesario ahorrar y preparar un presupuesto para gastar lo menos posible.
Los especialistas aseguran que el actual nivel de la inflación aunado al desplome de la moneda mexicana podrían llevar a Banxico a aumentar la tasa de interés en 0.25 por ciento durante su próxima reunión de política monetaria en un intento por frenar la caída del peso.
En consecuencia, esto ocasionaría que algunos de los créditos con-traídos por los mexicanos se encarezcan. Aunque el impacto dependerá del esquema en el que se encuentren.
En la primera quincena de este mes, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se ubicó en 4.94 por ciento a tasa anual. Aun-que el dato fue menor al 5 por ciento pronosticado por analistas, los riesgos por los precios de los energéticos parecen no desaparecer, además de que el indicador aún se encuentra lejos de la meta objetivo del banco central de 3 por ciento.
Si el consumidor tiene contratado un crédito automotriz o hipotecario a tasa fija, el incremento no tendrá un efecto negativo, a menos que se encuentren a tasa flotante (variable).
AL CALCE…
El alza del dólar también provoca que los productos importados de consumo masivo se encarezcan. Entre los sectores que dependen de esta clase de mercancías destacan el de alimentos, farmacéutico, textil, electrodomésticos y automotriz
Otro insumo que podría elevar su precio es la gasolina, debido a que México importa alrededor del 75 por ciento de su combustible.
Existe el riesgo de que en las próximas semanas todos estos productos que está tasados en dólares experimenten un alza en sus precios y ese costo se transmitirá a las familias mexicanas. El incremento que han tenido los precios de energéticos y las proyecciones sobre su cotización internacional representan un riesgo para la inflación que preocupa al Banco de México (Banxico).