CADA QUIEN CON SU ESTILO,


Epístolas Surianas
(Carta a Don Héctor)
De Julio Ayala Carlos


CADA QUIEN CON SU ESTILO, LOS ALCALDES DE Eduardo Neri (Zumpango), Natividad López González; de Acapulco, Adela Román Ocampo, y de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán, rindieron este fin de semana, en que se conmemoró un aniversario más de la proclamación de la Independencia de nuestro país, su respectivo Primer Informe de Labores, en los que dieron a conocer el estado que guarda la administración municipal que encabezan.

Por supuesto, hubo otros alcaldes que también, en cumplimiento de la ley, rindieron su informe respectivo al pueblo que gobiernan, y así mismo, hicieron entrega de él al Congreso del estado y al titular del Poder Ejecutivo. Y es que el informe de referencia, además de ser una obligación de los alcaldes, es un acto de rendición de cuentas que conlleva a la transparencia de los recursos públicos.

EN EFECTO,  la alcaldesa de Eduardo Neri, Natividad López González dio cuenta, de manera puntual, de las acciones que ha realizado el gobierno que encabeza en materia de obra pública, de educación, salud, agua potable y drenaje, apoyo al campo y seguridad pública, y por supuesto, en materia de asistencia social y proyectos productivos.  Sin duda, un gran informe, en el que el Cabildo en pleno le refrendó su apoyo para seguir trabajando por el desarrollo de ese municipio.

Hay que decir que Eduardo Neri es de los municipios cuyas autoridades trabajan de manera coordinada, toda vez que entendieron, desde un principio, que la lucha partidista por encabezar el Ayuntamiento concluyó una vez que tomaron protesta del cargo, de tal forma que como un gran equipo llevan acciones por el bienestar de los zumpangueños. Sin duda hay diferencias, pero se anteponen a los intereses de la población.

Eduardo Neri, hay que decirlo, es gobernado por el PRD, partido que refrendó su triunfo en las pasadas elecciones, luego de que gobernara, también con buen tino Pablo Higuera Fuentes, de tal forma que la entrega de mando, además de tersa, fue ordenada, y lo que es mejor, sin problemas financieros, lo que muestra que, al menos en ese Ayuntamiento, el presupuesto asignado se ha manejado de manera responsable y honesta.

EN EL CASO de la también alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo, no sólo dio cuenta de lo realizado, que, dicho sea de paso, ha sido un reto enorme, sino también del desastre financiero y administrativo que le dejó el anterior edil, de tal forma que ha tenido que pagar millonarios adeudos y recompuesto entuertos para hacer un gobierno eficiente.

No ha sido fácil reordenar la casa, dice la alcaldesa. Y es que a los problemas que tiene Acapulco, Román Ocampo ha tenido que hacer frente, y resolver los que se generaron por el mal gobierno que realizó Evodio Velázquez Aguirre, producto de su incapacidad y de la frivolidad con que se condujo, de tal forma que no sin dificultades se han entregado resultados a los acapulqueños.

Así, por ejemplo, se ejecuta obra pública, se han eficientado los servicios públicos, se está poniendo orden entre los comerciantes, y se han recuperado los espacios públicos, y algo de vital importancia, se actúa desde la prevención contra la delincuencia organizada y contra las empresas que actuaban fuera de la ley y que antes, operaban con la mayor complacencia.

Mujer de leyes al fin, Román Ocampo sabe que más allá de acciones espectaculares como lo hacían otros, hay que cumplir con lo que establece la Constitución, de tal forma que sin ningún show de por medio está ocupada en regresarle la paz y la gobernabilidad a los acapulqueños.

EL ALCALDE de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán, también hizo lo propio. Pese al berrinche de un grupo de regidores que pretenden doblegarlo vía el chantaje y la descalificación, el edil rindió su primer Informe de Gobierno ante quien lo eligió presidente municipal, es decir, el pueblo, quien le sigue teniendo cariño, pero además, confianza de que está haciendo bien las cosas.

Cierto. Pese al grupo de ediles, que en vez de ayudarle a gobernar se han convertido en la piedra en el zapato, y pese al problema que tiene Gaspar Beltrán para pagar la nómina de los trabajadores del Ayuntamiento,  el gobierno que encabeza está haciendo su parte en obra pública, en la eficiencia de los servicios públicos, en drenaje y agua potable, en seguridad pública y en apoyo a los campesinos. Es decir, está cumpliendo el alcalde.

Hay que decir que al igual que otros ediles, ya hablamos de Acapulco, el presidente municipal de Chilpancingo heredó serios problemas financieros, principalmente en la nómina de los trabajadores que si bien la ha ido adelgazando, aún persiste la falta de recursos para pagar salarios. Sin embargo, el Ayuntamiento capitalino, como ya lo hemos dicho, está haciendo obra pública, y tiene resuelto el asunto de la recolección de basura.

También no ha sido fácil para Antonio Gaspar Beltrán, aunque si no fuera por el problema de la nómina, el gobierno de Chilpancingo no tendría mayor problema. En el caso de Ademán Román Ocampo, también si no fuera por las deudas heredadas y que está pagando, Acapulco tendría más obra pública y servicios. Por último, en lo que se refiere a la alcaldesa de Eduardo Neri, Natividad López González, dado la responsabilidad con que maneja el presupuesto, el municipio que gobierna tendrá, sin duda, mayor pobra pública.

Comentarios: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
+