Gobierno federal está cerrado a la  gestión de ayuntamientos: Erika

Gobierno federal está cerrado a la  gestión de ayuntamientos: Erika

Sólo el gobierno estatal tiene la puerta abierta

 

**Se queja la alcaldesa de Tixtla, que no hay apoyos a la gestión de los presidentes municipales

Josefina Aguilar Pastor  
Chilpancingo, Gro.

El gobierno federal está cerrado completamente a la gestión, lo que  complica la situación financiera  de los ayuntamientos, señaló la presidenta municipal de Tixtla, Erika Alcaraz Sosa; agregó que la administración estatal es la única que mantiene abierta la puerta.

A nivel nacional, dijo la alcaldesa, ha hecho gestiones en distintas instancias, a través de muchos medios, sin embargo a la fecha “no hemos logrado concretar nada”, todo en la federación está cerrado y no encuentra opciones de financiamiento público.

La situación se complica, no solo porque la federación no responde a la gestión, sino porque tampoco les reducen deudas, al contrario, surgen adeudos con dependencias como la Comisión Federal de Electricidad (CFE); el gobierno del Estado, es el que ha única instancia que ha apoyado al municipio de Tixtla, reconoció Alcaraz Sosa.

“Yo agradezco al gobernador, cada vez que tengo oportunidad, porque ha sido solidario con nosotros y ha sido un hombre que sin distingos partidistas, nos ha ayudado y eso hay que decirlo”, expuso la alcaldesa.

Refirió que no solo se trata de la falta de respaldo económico, sino en la asignación del prepuesto que es muy limitado, no tiene margen de maniobra, las reglas de operación para la ejecución del recurso público, son definidas desde un escritorio, pero la realidad es otra.

Como ejemplo mencionó la pavimentación de calles, que no están permitidas según estos lineamientos, y la gente necesita y pide este servicio, y el ayuntamiento no puede ser omiso a dicha demanda, tiene que buscar la manera que los recursos aplicados a esas obras, no sean observados en la cuenta pública que rinden ante la Auditoria, la cual incluso puede solicitar hasta el reintegro del presupuesto.

De manera personal dijo la presidenta municipal de Tixtla, ha sido, muy cuidadosa en la aplicación del recurso público que es auditado y tiene que ser comprobado tal como lo marca la federación. En este año comentó, a su municipio le asignaron una presupuesto de 67 millones de pesos, que resulta insuficiente indico para dar respuesta a tanta necesidad de la población.

“De esos 67 millones, 11 millones corresponden a las 17 localidades, no les tocaría ni siquiera de un millón de pesos, tenemos que dar el 11 por ciento para infraestructura educativa, cuantos planteles tenemos que no tiene aulas, sanitarios, canchas; tenemos que dar el 4 por ciento a infraestructura en salud, en la cual hemos invertido mucho, porque de igual manera, queremos un municipio saludable y lejos de que la Secretaria de Salud ayude con recursos, muchas de las cosas las tenemos que solventar nosotros como ayuntamiento y no podemos decir que no porque está de por medio la salud de la gente”, expuso Alcaraz Sosa.