Confirman tres muertos y un herido en Iyotla, municipio de Leonardo Bravo

Confirman tres muertos y un herido en Iyotla, municipio de Leonardo Bravo


Una de las víctimas mortales fue calcinada

Hay por lo menos 15 casas baleadas

todavía no se conoce el saldo en Tepozonaldo
Interacción
Chilpancingo, gro. 
En Iyotla, municipio de Leonardo Bravo, las autoridades confirmaron el asesinato de tres personas, una de ellos calcinada, y aunque se tienen reportes de más enfrentamientos en Tepozonalco, hasta el momento solo se ha realizado el sobrevuelo de un helicóptero de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).
La jornada del jueves 28 de mayo, desplazados de Iyotla y Tepozonalco se movilizaron hacia la salida que va de la cabecera municipal de Leonardo Bravo a Carrizal, donde permanece un filtro de vigilancia por parte de pobladores, en el contexto de la pandemia generada por el Covid-19.
Los afectados dijeron a diferentes medios de comunicación, que desde la jornada del lunes comenzaron a registrarse enfrentamientos armados entre grupos antagónicos, lo que provocó temor entre decenas de familias que decidieron abandonar los puntos de conflicto.
Para la mañana del viernes 29 de mayo, personal del Ejército Mexicano, de la Guardia Nacional (GN), la Policía del Estado y la Policía Ministerial (PM) resguardaron a personal del Servicio Médico Forense (FGE) que llegó hasta la comunidad de Iyotla.
Ahí, sobre una de las vialidades, casi al pie de una urvan del servicio público encontraron los cadáveres de dos hombres, uno de ellos cubierto con una sábana.
En el patio trasero de una vivienda color verde, que presentaba perforaciones provocadas por impactos de bala en su techo y fachadas se encontró un cadáver calcinado, el cual todavía despedía humo cuando el personal del Semefo realizaba las diligencias de ley.
En el mismo patio, un burro quedó tirado sin vida, con una gran herida en la parte baja del cuello.
Se pudo confirmar que hay al menos 15 casas baleadas, abandonadas por sus ocupantes, con los cristales de las ventanas rotas y las puertas forzadas.
Se constató que hay por lo menos cuatro vehículos baleados; la urvan del servicio público, un Tsuru color blanco, una camioneta roja de modelo pasado y una pipa de agua.
Pocos habitantes se animaron a dialogar con las autoridades, en las calles cercanas al acceso principal de la comunidad se encontraron tiradas decenas de casquillos percutidos de armas de grueso calibre.
Aunque un helicóptero de la SSP realizó sobrevuelos de vigilancia, el personal militar, los policías del estado y Guardia Nacional decidieron no subir hacia Tepozonalco, donde también se reportan enfrentamientos pero se desconoce el saldo que se ha generado.
Entrada la tarde, a la comunidad de Iyotla arribaron tres grúas custodiadas por personal de la Policía del Estado, aunque solamente se había localizado un vehículo con reporte de robo.
De los tres cadáveres, solo los restos calcinados fueron trasladados al Servicio Médico Forense (Semefo) de Chilpancingo, pues los dos cadáveres localizados cerca de la urvan fueron reclamados por sus familiares, quienes señalaron que ellos eran completamente ajenos al enfrentamiento, fueron alcanzados por balas perdidas.
Se supo que el chofer de la unidad resultó con heridas de bala, pero fue trasladado para su atención con los medios de su familia.
En la zona del enfrentamiento se aseguraron dos costales con semilla de amapola, los cuales serían canalizados a la delegación de la Fiscalía General de la República (FGR).