Incierto el pago del seguro agrícola catastrófico: Ocampo

Incierto el pago del seguro agrícola catastrófico: Ocampo

 

*  El ciclo agrícola primavera-verano 2019, en Guerrero, podría ser el más grave y drástico en los últimos 10 años, manifestó el legislador local *

 Mario Raúl Hernández
Iguala, Gro.

Tras señalar que el ciclo agrícola primavera-verano 2019, podría ser el más grave y drástico en los últimos 10 años en el estado de Guerrero, el diputado local, Héctor Ocampo Arcos, calificó de incierto el pago del seguro agrícola catastrófico para los campesinos guerrerenses que sufrieron pérdidas en esta temporada.
Desafortunadamente, precisó que, en este ciclo agrícola el temporal tuvo un comportamiento errático. “Inició bien, pero después dejó de llover cuando la planta más requería del agua”.
Aunque, aclaró que, ahora está lloviendo, y eso es bueno para los ganaderos, que en cualquier momento mejora sus pastizales. Pero en el caso específico del maíz ya no tuvo ningún efecto en la producción porque muchos están ya cosechando, y prácticamente la mazorca está formada.
Es por eso que, sin duda, hay siniestros, dijo, y debido a este efecto hubo una baja producción, “y a eso hay que agregarle, lo del programa de fertilizante que, desafortunadamente, no se entregó a todos los productores, en donde más de 70 mil quedaron al margen de este apoyo”.
MUCHOS ERRORES
Y no bastando con eso, agregó, el que se entregó no fue en las cantidades suficientes, que también se otorgó con semilla mejorada que no estaba validada en Guerrero.
Por lo que el diputado local de la LXIII Legislatura, consideró que, eso hizo que las condiciones no fueran las adecuadas para estas semillas, y por lo tanto los rendimientos fueron bajos.
El reporte del municipio de Pilcaya, donde la semilla que se usó no era para los climas de esa zona, las siembras quedaron bastantes pequeñas y la producción, si va a dar, va ser muy errática.
Asimismo, el diputado del Distrito 23, reveló que ya se abrió el registro del seguro agrícola catastrófico, que de forma personal acompañado de productores de Huitzuco, Atenango del Río y Copalillo, metieron los reportes de siniestro.
Ahora el siguiente paso, mencionó, es que venga la aseguradora, haga la inspección del período correspondiente de cosecha, así como la evaluación, y la parcela que no alcance cierto rendimiento, establecido en el contrato, se le paga un apoyo al productor.     
EN DICIEMBRE
Héctor Ocampo señaló que los campesinos podrían recuperar parte de los daños a partir de diciembre, sin embargo, de repente lo pagos se trasladan a otros meses, el cual la aseguradora debería agilizar las evaluaciones para liquidarle a los campesinos, si fuera posible en noviembre.
Dijo que, si se quisiera, en diciembre la aseguradora ya podría tener los dictámenes y radicar el recurso, “pero eso sería si se hiciera un trabajo rápido y eficiente. “Pero esperemos que así sea, y sino en enero o febrero se estarían viendo que se les pague a campesinos que sufrieron siniestro.
Se le preguntó al diputado de cuántos productores salieron afectados en la Zona Norte, del cual respondió que el dato precisó no le tenía, pero que seguramente la Sader o Sagadegro ya deben tener alguna estimación al respecto.
GRAVES DAÑOS
“Lo que sí puedo decir, al menos lo que es el Distrito 23, en donde he estado recorriendo comunidades y he visto las parcelas, y el daño ha sido considerable, particularmente Huitzuco.
¿De cuánto se está hablando? 
Se podría hablar de un descenso en el rendimiento, si tenemos un promedio aquí en la Zona Norte de seis toneladas por hectárea, yo creo que se nos fueron a 3, es decir al 50 por ciento.
Los campesinos se quejan de que va a ver mucha traba burocrática para el pago del seguro agrícola catastrófico, ¿cómo se les va ayudar?
Hay mucha confusión, pero la verdad en este caso, no va ser así, porque el seguro agrícola lo deberá seguir operando el gobierno del estado, en donde la federación aporta el 90 por ciento del costo del seguro, que anda sobre los 50 millones de pesos y el estado el 10 por ciento.
Sin embargo, este año la federación sólo aportó el 50 por ciento, y el estado el otro 50, es decir que el gobernador, Héctor Astudillo Flores, le entró con una buena cantidad.

EN 2020, NO VIENE 
Así también el diputado, reveló que, desafortunadamente para el 2020 no viene en el presupuesto de egresos de la federación recurso alguno para el pago del seguro agrícola catastrófico. “Eso es lamentable porque prácticamente deja desamparados a todos los productores”. 
El seguro catastrófico el paquete económico ¿no lo considera?, se le inquiere.
 No, no viene, —responde. Lo que significa que para el próximo año tendrá que entrarle solo el estado o ajustarse a la aportación que este año dio que fue del 50 por ciento, y obviamente, reduciría la cobertura. 
Héctor Ocampo señaló que en este momento están en cobertura ocho cultivos: maíz, jamaica, sorgo, entre otros, y en el caso del maíz están prácticamente la superficie total del estado, 450 mil hectáreas.
¿Lo que significa que, al no haber presupuesto para el campesino, prácticamente quedan totalmente a la deriva, al menos para el estado de Guerrero?
Para el país, porque el seguro se venía utilizando en todo el país. Entonces ahorita la federación, en el presupuesto de egresos del Congreso de la Unión, lo que se va a presentar en la Cámara de diputados federal, no viene el recurso para el seguro y para otros planes más; no vienen por ejemplo recursos para concurrencias, que era un plan que apoyaba pequeños proyectos productivos para emprendedores del sector agropecuario.
PROGRAMAS ANULADOS
No vienen otros programas que son muy útiles. El PSOP desapareció desde el año pasado, el Programa Estratégico de Ciudad Alimentaria y otros más que sufrieron una reducción importante.
¿Qué tanto por ciento se redujo el apoyo al campo de acuerdo al paquete económico?
Te voy a dar unas cifras que son dramáticas, no son precisas, pero más o menos por ahí andan.
Mira como referencia al 2018 el estado convino con la federación, algo así como 713 millones de pesos, para el sector agropecuario. En el 2019 esa cifra bajó a 470 millones de pesos. Y ahorita en el presupuesto de 2020 esa cifra baja a 63 millones. 
Es decir, es dramático realmente el tijeretazo que se le da al campo, a nivel nacional, yo te estoy hablando aquí de las cifras estatales. Es una situación muy crítica, porque prácticamente deja sin apoyo al campo y eso va a traducirse en menos producción, más hambruna; si no hay producción no va haber insumos para la producción de tortillas, se encarece por lo tanto la misma. Yo veo complicado esas cosas para el próximo año.
Aunque los voceros de AMLO nos lo van a desmentir, y aunque ha habido caídas en los ciclos agrícolas de años anteriores, este sería el peor.     
Que, aunque en este momento no tengo aun las cifras, pero por lo que se estima, este sería el peor ciclo agrícola en los últimos 10 años. El año pasado en Guerrero se produjo tan solo en maíz un millón 350 mil toneladas. Este año yo creo que esa cifra se va a caer, no quisiera aventurarme a decir los volúmenes, pero sí va ser muy drástica.
EN LA MONTAÑA
Yo he hecho exhortos a la federación y al gobierno federal, sobre para que todo, previendo la baja producción y considerando zonas donde esa producción es básicamente autoconsumo, como es el caso de La Montaña, ahí se prevé que la gente no va a tener maíz, ni siquiera para sostener a su familia, es lo grave.
Por eso el exhorto y el planteamiento que he hecho es que se destinen recursos para establecer un programa emergente alimentario que les lleve a esa zona el maíz que no van a lograr tener en sus parcelas, porque ante tal situación yo lo veo muy complicado, sin el afán de ser fatalistas o catastrófico, pero esa es la realidad.