Inicia moralización del gobierno  municipal de  Chilpancingo 

Inicia moralización del gobierno  municipal de  Chilpancingo 


Interacción
Chilpancingo, Gro.
Con el objetivo de mejorar el servicio que la administración municipal proporciona a los ciudadanos y que se sientan bien atendidos y representados por el Gobierno de Chilpancingo, el Cabildo aprobó el Código de Ética y Conducta que deberán observar los funcionarios municipales.
En este Código de Ética y Conducta se prevén sanciones para aquellos funcionarios municipales que incurran en alguna falta o anomalía, dentro y fuera de sus funciones.
Entre sus objetivos centrales, este importante documento tiene la finalidad de evitar la corrupción y, como consecuencia, prácticas nocivas en la Administración Municipal.
El Código de Ética y Conducta se sustenta en la Constitución Política federal, en la Constitución del Estado de Guerrero, en la Ley federal Anticorrupción, la Ley  de Responsabilidades Administrativas, la Ley Orgánica del Municipio Libre y el Bando de Policía y Gobierno del municipio, entre otros ordenamientos que rigen la función pública.
Se indica que “el cumplimiento de uno de los principales objetivos de la Administración Municipal, consiste en prevenir y abatir la corrupción e impunidad, instaurándose una gestión pública eficaz que fomente la cultura de transparencia, legalidad, y rendición de cuentas, para generar confianza y certidumbre en la sociedad con respecto a la Administración Municipal, representada por autoridades y servidores públicos, que promueva los principios y valores éticos del servidor público municipal, mediante el apego al presente Código de Ética y Conducta”.
Este Código de Ética y Conducta tiene la finalidad de establecer los principios, valores y conductas que deben observar los integrantes de la Administración Municipal de Chilpancingo.
Se sujetarán a este Código de forma estricta en el desempeño de su empleo, cargo, actividades, responsabilidades y funciones como servidor público al actuar en nombre del municipio, para transmitir a la sociedad, un desempeño transparente, privilegiando la legalidad, honestidad, eficacia, eficiencia, transparencia y rendición de cuentas en las dependencias y entidades que integran la Administración Municipal.
Asimismo, se precisa que “únicamente podrán actuar a nombre del municipio, aquellos que están facultados conforme a la Ley, y los demás servidores públicos, conforme a la normatividad y efectos legales conducentes.