Entrega Gaspar  solo 15 de las 96 casas autorizadas

Entrega Gaspar  solo 15 de las 96 casas autorizadas


Marcial Campuzano

Coacoyulillo, Gro.
El presidente municipal de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán, entregó este viernes en esta localidad ubicada al sur de la capital del estado, 15 viviendas de un total de 96 que fueron autorizadas el año pasado, como parte de un programa bondadoso de construcción de casas mediante el cual la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) aporta más del 70 por ciento, y el resto los beneficiarios que son coordinados por el Instituto Municipal de Vivienda de Chilpancingo (INVICH) que dirige Noé Carachure Giles.

Con este noble programa un número importante de integrantes de familias precarias cuentan con casas construidas con cemento, tabiques, varilla y losa de concreto, que además combate el hacinamiento porque cada una cuenta con 2 recamaras, baño completo, y cocina y sala-comedor, además de que todas fueron entregadas con cableado eléctrico.

Las 15 viviendas entregadas en Coacoyulillo beneficiaron a 57 habitantes de esa localidad. Cada una representó un costo de 126 mil 491 pesos, de los cuales los beneficiarios aportaron 35,502 pesos para el pago de la mano de obra, más un ahorro previo que aportaron de 16,500 pesos.

El presidente municipal de Chilpancingo informó que las 96 viviendas programadas el año pasado, cuya entrega concluirá en marzo próximo, fueron distribuidas en varias comunidades del municipio de Chilpancingo, entre las que destacan Buenavista de la Salud, Cajelitos, Palo Blanco, Rincón de la Vía, Mazatlán, El Ocotito, Tepechicotlán, Petaquillas, y Amojileca, entre otras.

Reconoció la disposición del gobierno federal por contemplar a Chilpancingo y sus comunidades en la construcción de viviendas a través de la Comisión Nacional de Vivienda, lo cual contribuye en cierta forma en el combate de la pobreza.

Informó que su gobierno aplicó más de 3 millones de pesos para la terminación de otras 98 viviendas que correspondieron al año 2018, que fueron dejadas a medias y en algunos casos no iniciadas por la anterior administración municipal, y para evitar cometer fraudes contra los beneficiarios se determinó cumplir los compromisos “que debió haber cumplido el anterior gobierno municipal”.

“Yo bien hubiera dicho que esas casas no son de mi responsabilidad -las que dejó a medias el anterior gobierno-, y que los beneficiarios hicieron lo que quisieran y que demandaran a quien consideraran, pero había de por medio familias que si no hubiésemos actuado hubiesen sido defraudadas, pero mi gobierno actuó de corazón”.

En este acto Antonio Gaspar dio de manera formal a Noé Carachure el cargo de director del Instituto de Vivienda de Chilpancingo, a quien reconoció por el empeño mostrado para sacar adelante las casas irregulares que el actual gobierno municipal recibió en herencia.