Ayuntamiento clausuran  crematorio 

Ayuntamiento clausuran  crematorio 

Marcial Campuzano
Chilpancingo, Gro.
Por carecer de permisos y licencia de funcionamiento, el ayuntamiento de Chilpancingo clausuró este mediodía el crematorio de la funeraria “Montes de los Olivos”, que presuntamente es propiedad del político calentano Abel Echeverría Pineda, con la advertencia a su propietario que se aplicará la ley si rompe el orden legal.
La colocación de los sellos de clausura fue encabezada por el secretario de Salud Municipal Abraham Jiménez Montiel, en el marco de un operativo en el que participaron el secretario de Seguridad Pública Municipal Romualdo Aguilar, el director de Gobernación y el secretario de Ecología de la comuna capitalina.
La presunta operación ilegal del crematorio de cadáveres, quedó al descubierto por manifestaciones de inconformidad de los vecinos de la colonia Guadalupe, quienes al igual que habitantes de otras 8 colonias de esa zona demandaron a las autoridades, el cierre definitivo y la reubicación de ese establecimiento, bajo la presunción de que los hornos de ese tipo expulsan gases tóxicos en perjuicio de la salud.
El secretario de Salud Municipal Abraham Jiménez Montiel, informó que los sellos fueron colocados con la finalidad de que el dueño o el administrador del establecimiento, se presente al ayuntamiento para que exhiba los documentos que le permitieron operar el crematorio.
Al respecto reiteró que luego de un rastreo efectuado en oficinas y secretarías del ayuntamiento, se confirmó que no hay antecedentes que avalen la construcción del crematorio, ni hay la expedición de permisos ni licencia de funcionamiento.
Los colonos se quejaron que hasta este martes, ningún funcionario de la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de Guerrero (COPRISEG) de la Secretaría de Salud de Guerrero, se había presentado para hacer labores de inspección en el crematorio, lo que demuestra el escasos interés que tienen las autoridades sanitarias para cuidar la salud de la población.
Además, dijeron tener conocimiento que la COPRISEG es la instancia del gobierno del estado que expide los permisos para que operen establecimientos comerciales de ese tipo.
Demandaron a las autoridades municipales y estatales, el retiro de los hornos y el desmantelamiento del crematorio “porque no lo queremos en este lugar. El espacio puede ser ocupado como bodega o tener otro uso, pero no como un espacio para cremar cadáveres humanos”, indicaron.
Jiménez Montiel insistió en que será la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de Guerrero, la que en su momento determinará si procede la clausura definitiva del crematorio, lo cual tendrá que ver con las reglas que se deben cumplir para establecer ese tipo de establecimientos.
El secretario de Seguridad Pública Municipal dijo que los sellos de clausura fueron colocados para que no se realicen prueban ni ningún trabajo en el crematorio.
Los colonos advirtieron que no permitirán su funcionamiento aún y cuando su propietario logre conseguir los permisos, porque no quieren en su colonia un establecimiento que “atente” contra la salud con un enorme tanque almacenador de gas.