Desalojan con violencia a familiares de Jackeline,  la menor asesinada en Coyuca de Benítez

Desalojan con violencia a familiares de Jackeline,  la menor asesinada en Coyuca de Benítez


Interacción
Acapulco, Gro.
Agentes de la Policía Municipal del gobierno que encabeza el alcalde Alberto de los Santos Díaz en Coyuca de Benítez, desalojaron del palacio a familiares de la menor Jackeline “N”, que exigen justicia.
En el ayuntamiento, luego de haber sido desalojados y amenazados, le dijeron que regresaran más para hablar con el alcalde Alberto de los Santos, “yo le voy a pedir lo mismo, quiero que me hagan justicia”, dijo María Guadalupe Ramírez.
También realizaron una protesta con cartulinas y mantas que tenían pegadas fotografías de Yaki “N”, y en las que clamaban que no permitirían ni una muerte más, así como demandas de justicia a las autoridades.
Los familiares, vecinos y amigos de la víctima Yaki Ramírez, clamaron durante el bloqueo en el puente vehicular, justicia para su amiga, vecina y hermana.
Más tarde, un elemento de la Policía Municipal, golpeó en el rostro al fotoperiodista Javier Verdín, cuando llegó a cubrir la protesta que realizaban en el puente vehicular los familiares, y amigos de la menor.
Los manifestantes, una veintena de habitantes de la colonia Tierra Digna, con cartulinas y mantas con fotografías de la menor Jackeline “N”, demandan la destitución de los policías municipales a los que identifican como “los chilangos”.
Ramírez Ramos, madre de la adolescente que amaneció asesinada de un disparo en la cabeza, tras denunciar el acoso de elementos de Seguridad Pública del municipio, negó que Ramón Navarrete Ramos, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, les haya brindado las medidas cautelares.
“A mi no me han dado nada. Ni me han dicho nada, nadie ha venido. Yo quiero que hagan justicia, porque ella era una niña, y quiero justicia.
“Nadie me ha hablado, solamente vinieron las autoridades ministeriales, ellos si vinieron y les pedí lo mismo que no quiero que quede impune la muerte de mi hija”, demandó su madre, Guadalupe Ramírez.
Griselda Rojas, vecina de la colonia Tierra Digna, demandó la salida de los policías municipales a los que identifican como “Los Chilangos”, asegura que hostigan a los ciudadanos, y sobre todo que les quitan los celulares para revisarlos.
“Levantan a todos los que andan en la calle, los celulares es propiedad privada de uno, y no tienen por qué quitárnoslo.
“Nos piden que desbloquemos los celulares, porque quieren ver que cosas traemos en los celulares. Ya tiene más de 20 días que empezaron con eso, además de amenazar a los borrachitos y si los ven con una botella en la mano los levantan”, narró Griselda Rojas.
Los manifestantes, reconocen que ha habido más muertos antes, pero la forma en que mataron a la menor no es justo, y rechazó que la menor se drogara.