Más presupuesto al agro demandan organizaciones

Más presupuesto al agro demandan organizaciones

 


Marcial Campuzano
Chilpancingo, Gro.

 Con la exigencia de un mayor presupuesto para el campo el próximo año; y con el reclamo generalizado de las organizaciones campesinas porque el programa de fertilizante que operó el gobierno federal dejó sin abono a miles de productores a pesar de estar en el padrón y tener los vales, que da lugar a presuntos actos de corrupción, este viernes se llevó a cabo la Tercera Sesión Ordinaria del Consejo Guerrerense para el Desarrollo Rural Sustentable en Chilpancingo.

Este encuentro de dirigentes de productores del sector agropecuario y de funcionarios federales y estatales, sirvió de marco además para exigirle al gobierno federal, que los operadores del programa de fertilizante del próximo año radiquen en Guerrero y que conozcan la problemática que hay en el campo, porque ya no quieren a chilangos ni a improvisados que desconocen el tema.

Los líderes campesinos calificaron como irrisorias las cifras que dio a conocer Wilibaldo Nájera Lomeli, quien representó en el Consejo al delegado del gobierno federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval, al señalar que el gobierno federal cumplió con la entrega de fertilizante al distribuir entre los campesinos 147 mil toneladas de fertilizante; 275 mil 462 bolsas de semilla y 371 mil dosis de biofertilizante que fue aplicado en 458 mil hectáreas en beneficio de 269 mil 700 productores.

Estas cifras fueron refutadas por los dirigentes de productores. Al respecto el secretario de la Comisión de Agricultura del Consejo Guerrerense, Antonio Colín Ramírez, informó que el año pasado el programa de fertilizante apoyó con 203 mil toneladas de fertilizante a 328 mil 613 productores, con una superficie cultivada de 454 mil hectáreas.

Antonio Colín denunció de cara a funcionarios federales de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, que el gobierno federal no respetó el paquete de insumos agrícolas por hectáreas que tradicionalmente se entrega a los productores, que consta de 6 bultos de sulfato y 2 de granulado compuesto de nitrógeno y fósforo, y lo redujo a 4 de sulfato y 2 de granulado.

Pero además en la mayoría de los casos sólo entregó fertilizante para una hectárea a los productores que combinó con semilla mejorada no apta para las tierras de cultivo para el estado.

Además, denunció que hasta ahora la Secretaría de Agricultura del gobierno federal, no ha hecho público el padrón de productores beneficiados con fertilizante.

Por su parte el representante en esta sesión de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, Bernardo Rayo Mendoza, sostuvo que cuentan con el registro de productores que no fueron beneficiados con fertilizante. Como ejemplo citó el caso de la comunidad San Martín del municipio de San Miguel Totolapan.

Manifestó que el programa de fertilizante no cumplió cabalmente con los compromisos asumidos por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, “toda vez que los operadores de la Secretaría de Agricultura federal no estuvieron a la altura de la instrucción presidencial”.

Exigió que sea investigado el presunto fertilizante “pirata” que fue distribuido en Guerrero, que no corresponde al que elabora la empresa que ganó la licitación nacional.

A su vez, el dirigente de la Confederación Nacional Campesina, Edel Chona Morales exigió que sea auditado el programa de fertilizante, toda vez que hay miles de campesinos que se quedaron con los vales que no canjearon, lo cual evidencia posibles irregularidades porque se desconoce el paradero del abono que corresponde a los vales que siguen en poder de los agricultores.

Chona Morales se pronunció además porque los llamados servidores de la nación sean retirados del programa de fertilizante, “porque ahora resulta que son súper expertos en todo, pero además son los que decidieron a quién sí y a quién no entregar los insumos agrícolas.

Manifestó que el programa de fertilizante operado por el gobierno federal “dejó mucho qué desear, y alertó que no se conocen los objetivos del programa de créditos que aplica el gobierno federal en el sector agropecuario.

A su vez el ex diputado local y dirigente de la Coalición de Organizaciones Democráticas Urbanas y Campesinas (CODUC), Sebastián de la Rosa Peláez, denunció que los llamados servidores de la nación que junto con Pablo Amílcar Sandoval y Jorge Gage operaron el programa de fertilizante, entregan oficios a los productores maiceros que fueron beneficiados con insumos agrícolas para gestionarles proyectos productivos.

El ex legislador y ex perredista sostuvo que cuenta con nombres de funcionarios y de servidores de la nación que están incurriendo en esas actividades, y sin decirlo dio a entender que son prácticas clientelares con fines políticos electorales.

En su oportunidad el Presidente del Consejo Estatal del Maíz, Ventura Reyes Urióstegui, manifestó su inconformidad porque no hubo transparencia en la integración de los padrones para seleccionar a los campesinos que serían

beneficiados con fertilizante, y de ello culpó a los servidores de la nación que en el pasado proceso electoral fueron promotores del voto a favor de Andrés Manuel López Obrador.

Dijo que tiene evidencias de que tan sólo en el municipio de Olinalá hay 1,300 agricultores que se quedaron con los vales en las manos, y que otro número importante está en las mismas condiciones que radican en la zona Norte, y la pregunta es ¿dónde está el abono que les correspondía?.

También se pronunció porque el gobierno federal no disminuya el presupuesto para el campo mexicano del próximo año.