Protestan cetegistas; exigen asignación de 300 docentes

 

 

Bernardo Torres

 

Chilpancingo, Gro., febrero 28 (API).- Maestros de la región Centro, protestaron en Chilpancingo para exigir a la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) la asignación de docentes para cubrir 300 espacios que se encuentran vacantes, por jubilaciones, defunciones y otras incidencias.

Unos 100 maestros, adheridos a la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación en Guerrero  (CETEG), bloquearon desde las 09:00 de la mañana la Avenida de Los Insurgentes, a la altura del Monumento a Nicolás Bravo, al norte de la ciudad para exigir atención a las autoridades educativas. 

Antonia Morales Vélez, dio a conocer que luego de varios meses de estar solicitando por la vía pacífica a la SEG, la asignación de maestros que hacen falta desde el año pasado, por diferentes razones.

Desmintió, que los 600 maestros a los que se les entregaron nombramientos, por parte de la Secretaría de Educación Pública (SEP) no han sido suficientes para cubrir los espacios que otros han dejado vacantes.

"De manera representativa están los padres de familia exigiendo los maestros para sus centros escolares, de todos los niveles, preescolar, primaria, secundaria y Telesecundarias".

Refirió que este déficit de personal docente, no es exclusivo de las zonas rurales de la Región Centro, porque hay falta de maestros también en las escuelas de la capital del estado, donde algunos padres de familia ha tenido que poner dinero de su bolsa para pagar maestros.

Con este hecho, dijo la dirigente, queda de manifiesto que "la Reforma Educativa nació muerta y está muerta, una reforma que no ve por la niñez del pueblo mexicano, que más bien es un retroceso a la educación".

Por otra parte, adelantó que los miembros de la CETEG no participarán en esta nueva etapa de evaluación convocada por la Secretaría de Educación Pública, que se llevará a cabo en el Puerto de Acapulco y tampoco permitirán a supervisores que vigilen a los maestros, como lo han hecho anteriormente para hostigar al magisterio disidente.