Por amenazas, Ibarra Flores deja contienda por rectoría de UAGro

 


Jesús García/Fernando Hernández

Chilpancingo, Gro., febrero 06.- El catedrático de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Román Ibarra Flores dejó la contienda por la rectoría y pidió al rector con licencia que se convertiría en candidato único, Javier Saldaña Almazán, que detenga las amenazas y agresiones que su equipo de campaña le ha hecho. 

Dijo que ha sido objeto de amenazas por parte de la corriente de su contrincante Javier Saldaña, y ejemplificó que hace unos días fue descalificado por una organización estudiantil.

Román Ibarra fue Secretario General de la UAGro durante la primera parte de la administración de Dolores Arturo Contreras Gómez, de 2006 a 2008, e integrante del Colectivo Insurgencia Universitaria.

Denunció que los seguidores de Saldaña están orquestando una guerra sucia en su contra, y que incluso en redes sociales se manejó un comentario en el que se sugiere su secuestro, como posible solución a las críticas que ha hecho a la administración que ha encabezado Saldaña en la UAGro.

Lanzó un llamado al rector con licencia para que “se pronuncie en torno de esta guerra sucia”, pero afirmó que él es el más beneficiado con esta campaña que busca eliminar a todo contrincante de Saldaña. "Y en este tipo de procesos nadie se mueve por nada, hay propósito de beneficiar a una persona", recalcó.

“Tengo ubicado quién es el que dirige todo esto (la guerra sucia), por eso invito a Javier Saldaña a que se deslinde de esta actividad”, pidió. Dijo que la actuación del equipo de Saldaña es una prueba "de lo mal que está la universidad”.

En relación a las acusaciones realizadas por estudiantes de la Facultad de Derecho al señalar a Ibarra como déspota y machista por una denuncia penal por acoso, girada en su contra en 2012; el catedrático defendió: “Eso que dijeron de mí es falso”.

Manifestó que los propios estudiantes "no se llaman como dicen llamarse” y "tampoco impartí clases a ninguno de ellos. Se entiende entonces que esto es parte de la guerra sucia”.

Aclaró: “estas personas están obstinadas en que yo seré candidato, cuando yo he dicho que no tengo interés en participar en el próximo proceso, porque no reúno un requisito de la ley orgánica que dice que debo tener 3 años de experiencia administrativa, y yo solo tengo dos”.

“La ley la redactaron de manera que no entraran personas como yo, me llama la atención que este grupo de personas dirigidas por Jorge Arturo Catalán Catalán (exsecretario privado de Saldaña Almazán y dirigente priista), sigan obsesionados”, concluyó.

Por la tarde, Román Ibarra sostuvo un primer acercamiento con el Grupo Universidad que respalda las aspiraciones del ex rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), Javier Saldaña Almazán para contender por un segundo mandato.
El ex rector y vocero del Grupo Universidad, Florentino Cruz Ramírez confirmó que la tarde de este lunes se reunió con Román Ibarra en un café del centro de Chilpancingo.
El Grupo Universidad es una coalición de corrientes políticas universitarias que respalda la eventual postulación de Saldaña Almazán como candidato a reelegirse como rector de la UAG.
Cruz Ramírez mencionó que en el motivo de la reunión fue el de “tener un diálogo permanente para evitar tensiones que puedan poner en riesgo la estabilidad universitaria”.
Y añadió que “tenía interés desde hace algún tiempo de platicar con él entonces ayer (el domingo) nos comunicamos y tuvimos la oportunidad de encontrarnos e intercambiamos puntos de vista y encontré al compañero Román Ibarra preocupado por la universidad y a pesar de que no coincidimos en algunas cosas vemos a una persona seria y comprometida con el desarrollo de nuestra institución”.
A pregunta expresa de los acuerdos a los que se llegó en la reunión indicó:
“No era un encuentro para llegar a acuerdos, se trató de un acuerdo para e intercambiar puntos de vista y restablecer la comunicación, fue un encuentro cordial le exprese los puntos de vista y vamos a hacer el esfuerzo para platicar los demás grupos políticos”, detalló.