Critica CETEG que ex Ineban que destruyeron no lo rehabilita la SEG

 

Agencias
Chilpancingo, Gro.

A poco más de tres años de estar abandonadas las instalaciones del ex Ineban, luego de que fueron desalojadas por maestros cetegistas que las mantuvieron en su poder durante dos años, el inmueble se encuentra semidestruido y más del 80 por ciento del mobiliario ya se echó a perder, entre computadoras, impresoras, máquinas de escribir, escritorios, ventiladores, sillas y demás equipo de oficina, por lo que las pérdidas son millonarias y el material rescatable está siendo trasladado a sedes alternas.
, informó Jorge Antonio Cisneros Salinas, integrante de la zona Centro de la CETEG.
Esta mañana, luego de un recorrido por las instalaciones del ex Ineban, se pudo corroborar el deterioro de las oficinas, así como de la destrucción de prácticamente todo el mobiliario, a la vez que se observaron varias camionetas que transportaban los pocos muebles y computadoras que se encuentran en regulares condiciones, mismas que están siendo trasladadas presuntamente a “oficinas alternas”, cuyas direcciones y ubicaciones se negaron a proporcionar.
Jorge Antonio Cisneros Salinas, integrante de la CETEG en la zona Centro, dijo que “como trabajadores llevamos poco más de tres años planteando a las autoridades del sector educativo la reconstrucción de este edificio del ex Ineban, por lo que ya hemos hecho las peticiones por escrito y de manera personal al titular de la SEG, al mismo gobierno del estado y al Congreso para que intervengan en este problema, ya que desde que la CETEG se lo entregó a la SEG, ésta jamás volvió a hacer nada para reutilizar estas oficinas”.
Subrayó: “Ya hemos aclarado en repetidas ocasiones que no lo tenemos tomado, estamos aquí porque es un punto de concentración, porque queremos defender nuestro centro de trabajo, en ese sentido, aunque cabe destacar que los poco más de dos mil trabajadores, estamos trabajando, pero en sedes alternas y otras más, alternas de las alternas, por lo que el trabajo se saca en tiempo y forma”.
Recalcó que tanto las autoridades de Protección Civil del estado como los expertos en afectaciones por sismos, han determinado que este inmueble ya no es habitable porque se encuentra dañado en sus estructuras centrales, “pero lo raro es que las autoridades educativas se niegan a reconstruirlo, y prefieren estar pagando millones de pesos en sedes alternas que gastar en las nuevas oficinas del ex Ineban, reiteró.
Al finalizar dijo, que hay poco más de 50 oficinas alternas que se están pagando mes con mes, cantidad que actualmente suma aproximadamente unos 60 millones de pesos, lo que contradice a las versiones de la SEG, en el sentido de que no hay dinero para construir el nuevo ex Ineban, pero sí lo hay para pagar infinidad de sedes alternas mes con mes”, recordó que el edificio se construyó de en el 1990, donde lleva tres años de no ser usada desde que ellos lo invadieron a raíz de sus protestas.